La agencia federal abrió una investigación contra la red social por preocupaciones relacionadas a la seguridad nacional de Estados Unidos. The Wall Street recoge las declaraciones informando que se empezará a realizar una pesquisa para verificar si el incidente del hackeo y las vulnerabilidades pudieron ser utilizadas para algo más que una estafa de bitcoin.

En un reciente informe, Twitter confirmó que unas 130 cuentas se vieron afectadas por este hackeo con la misma modalidad de estafa de Bitcoin. 

También se afirmó que estos usuarios malintencionados, lograron obtener el control de estas cuentas para lograr su propósito. 

La compañía desmiente que se hayan filtrado contraseñas y calma a sus usuarios argumentando que no necesitan cambiar sus claves, así mismo, han tomado medidas drásticas para que no vuelva a ocurrir algo cómo este hackeo en el futuro. 

Recordar que las cuentas de Bill Gates, Elon Musk, Barack Obama y muchos famosos más fueron secuestradas digitalmente para publicar una estafa de Bitcoin esta semana.